III Jornadas CTecno: #TIC4life, el impacto de la innovación y de las TIC en la cocina, la cultura, el ocio y el bienestar

General

per Comunicació CTECNO / 21 desembre, 2017 / Sense comentaris
  • La innovación 360º en El Celler de Can Roca: la gestión de las personas, proveedores, infraestructuras e instalaciones, procesos innovación y gestión estratégica del Celler de Can Roca
  • “Un restaurante es una cadena de emociones”
  • El reto de la transformación digital en empresas de servicios es hacer la vida más fácil a los usuarios a través de la digitalización
  • Sonar y el Festival Internacional de Cine de Cataluña: la cultura como eje precipitador de la innovación
  • “La innovación es probar cosas nuevas y no tener miedo al fracaso”  

El Cercle Tecnològic de Catalunya (CTecno) ha organizado hoy la tercera edición de las Jornadas CTecno. Bajo el título #TIC4life, el acto de este año ha propuesto una reflexión sobre el impacto de las TIC en el bienestar de las personas, concretamente en el ámbito del ocio.

El evento comenzó con una bienvenida institucional de Jordi William Carnes, presidente del CTecno, y Jaume Roures, socio gestor de Mediapro. El acto, moderado por el periodista Lluís Marquina, siguió con un diálogo inaugural titulado “La Gestión de la Innovación en El Celler de Can Roca” a cargo del chef Joan Roca y de Carlos Cabrera, experto en innovación y director general de la Instituto Cerdà. Durante la ponencia, el chef ha acercado los asistentes a la gestión de las personas, proveedores, infraestructuras e instalaciones, procesos innovación y gestión estratégica del Celler de Can Roca.

El Celler de Can Roca nació en un momento incierto, más con el corazón que con la cabeza. Siguiendo la herencia familiar, no sólo querían servir comidas: querían que los comensales disfrutaran de toda una experiencia gastronómica. Una cocina de alto nivel que no renuncia a la tradición, pero apuesta por la ambición, la exigencia, la tecnología y la evolución. “Un restaurante es una cadena de emociones”, y la Bodega es un espacio para la creatividad y la innovación que necesita crecer para hacer siempre un paso allá, tal como demuestran proyectos como La Masía, La Fábrica de Cacao o la heladería Rocambolesc. La experimentación sensorial, la gestión emocional del equipo, la apuesta por la formación o la gestión de los procesos -con el desdoblamiento de los equipos, un paso revolucionario en el sector de la alta cocina- o el desarrollo de nuevos aparatos de cocina son algunos de los ejemplos que demuestran el compromiso de la bodega con la innovación y con la retención del talento.

Poner el cliente en el centro, estableciendo diálogos que permiten evolucionar, replantear las cosas y mejorar; el arraigo en el barrio, la dinamización de la zona gracias a la proximidad de los proveedores y la fidelidad a los valores y las ideas son los ejes dinamizadores de El Celler de Can Roca.

A continuación tuvo lugar la mesa redonda “Nativos digitales: negocios disruptivos”, focalizada en aquellas empresas surgidas en la era digital y en el comportamiento de los consumidores en esta revolución tecnológica. La mesa contó con la participación de Marc Borrell, fundador de 500 Markets -marketplace online dedicado a la verticalización de industrias de classificats-; Antoine Le Nel, Senior Director -CRM & Social Strategy a la empresa de videojuegos King; Josep Carbó, Director Global Business Development & Partner a Mediktor -app que permite analizar los síntomas y evaluar el estado de salud de los usuarios- y Víctor Roca, CMO en el supermercado online Deliberry.

Josep Carbó destacó que, a pesar de que nos encontramos en plena revolución digital, los usuarios no valoran que un producto sea digital, sino que sea sencillo y fácil: “lo que transforma un sector son las soluciones sencillas”, tal como demuestran los casos de Nespresso y Ikea.

Por su parte, Antoine Le Nel nos acercó a la estrategia freemium de King con productos como Candy Crush, un juego que mantiene su éxito cinco años después, una fórmula de éxito gracias a la relación entre investigación e inversión. “Para conseguir productos de éxito, el proceso de mejora debe incorporar todo el fracaso. Tienes que ver todas las maneras en que un juego no funciona para obtener como sí lo hace”, destacó.

Roca afirmó que una de cada cuatro personas ha comprado alimentación online y su reto es hacer frente a las barreras que aún existen, como los productos frescos, elemento que pueden resolver con las entregas durante el mismo día y en franjas horarias de una hora.

En relación al tratamiento de los datos, desde Deliberry apuntan que utilizan datos desagregados para aportar valor al ecosistema, tanto a los consumidores finales como a los supermercados, mientras que en Mediktor utilizan un sistema que va aprendiendo con el tiempo y permite que la aplicación sea capaz de diagnosticar sin errores. Además su máxima aspiración es prever enfermedades sobre el mapa con la suma de los datos desagregados de los pacientes.

Finalmente, la mesa redonda “Retos y oportunidades de la transformación digital” abordó la transformación digital en la cultura: como las nuevas tecnologías han transformado de forma radical el contexto en que operan, la cultura como precipitador de la innovación. Ventura Barba, director ejecutivo y socio de Advanced Music, la empresa organizadora de Sónar y Sónar+D; Marisol López, directora del Área de Cultura Digital del Instituto Catalán de las Empresas Culturales y Xavier Duran, director de la Fundación Sitges Festival Internacional de Cine de Cataluña han sido los protagonistas de esta segunda mesa redonda.

Ventura Barba destacó que el Sónar no es sólo un festival, sino que es una mezcla de creatividad, música y tecnología, un e-commerce en un mundo offline. Con el Sónar+D, el festival pone al alcance de las grandes empresas la comunidad creativa del Sónar, un laboratorio de innovación que no deja de trabajar para llegar más allá.

Por su parte, Xavier Duran explicó que el Festival Internacional de Cine de Cataluña nació como una solución para alargar la temporada turística y que su misión no es vender entradas, sino experiencias. En este festival de cine la palabra “consolidación” está prohibida, porque “la innovación es probar cosas nuevas y no tener miedo al fracaso”.

Por último, Joan Ramon Barrera, el vicepresidente de CTecno, concluyó el acto y agradeció el patrocinio de CaixaBank y Fundación Damm, aparte de dar las gracias a las empresas socias del CTecno y todos los colaboradores que han contribuido a las III Jornadas CTecno.