Mare Nostrum & Sincrotón Alba: Investigación puntera

General

per Comunicació CTECNO / 27 abril, 2015 / Sense comentaris

Las dos infraestructuras científicas y tecnológicas más relevantes e importantes de nuestro país son el sincrotrón Alba y el Mare Nostrum.

El Mare Nostrum es un supercomputador, un ordenador de gran potencia, de gran capacidad de cálculo. La entidad que lo gestiona es el Barcelona Supercomputer Center (BSC) y está alojado en una antigua capilla, Torre Girona, situada en el campus Norte de la Universidad Politécnica de Cataluña.

Por su parte, el sincrotrón es un acelerador de partículas. Un gran laboratorio destinado al estudio de pequeñísimas partículas. Un anillo de grandes dimensiones dentro de la cual se hacen correr y colisionar electrones a gran velocidad. Cabe decir que la luz de sincrotrón facilita enormemente la investigación en diversas áreas de la ciencia, como es el caso de la medicina, la biología, la física, etcétera, con aplicaciones concretas en nuestras vidas cotidianas.

Este mes de abril se cumplen 10 años de la puesta en funcionamiento del supercomputador Mare Nostrum, mientras que el sincrotrón hace 5 que está en funcionamiento. Del Mare Nostrum podemos decir muchas cosas. Actualmente, es el 57º más potente en el mundo -1º al Estado- de un total de unos 500 que hay en el mundo. Cabe decir, sin embargo, que en 2004, ocupaba la cuarta posición. Como características más destacadas, cabe mencionar que tiene 50.000 procesadores que le permiten tener una capacidad de cálculo de 1,1 petaflops/s, es decir, 1.100 billones de operaciones por segundo.

El Mare Nostrum ha hecho posible la realización de unos 3.000 proyectos de diferentes áreas (ciencia, tecnología, ingeniería, etcétera), lo que ha significado progreso y desarrollo para estos ámbitos a través de la supercomputación. De entre los más relevantes, la simulación de un corazón, con el objetivo de saber sus reacciones -p.e. en colocar un “bypass”- antes de hacer la intervención real en el corazón del paciente enfermo. O, por otro lado, y en el campo de la ingeniería y la industria, la mejora en las prospecciones de los fondos marinos para la extracción de petróleo para Repsol.

El Mare Nostrum y, más recientemente, el sincrotrón Alba han subido el nivel de la ciencia y la investigación en nuestro país. Han ayudado a empujar la ciencia que se hace en Cataluña con más fuerza. Es necesario, por tanto, perseverar en ella. Continuar en esta línea y, por supuesto, tratar de mejorar y buscar otras iniciativas y acciones, encaminadas hacia más investigación y más innovación. En definitiva, más economía del conocimiento para nuestro país.

Firma Carlos Toronjo i Manyé de CTecno para elSingular.cat.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.