The Next Frontier: Social Smart City

General

per Comunicació CTECNO / 9 gener, 2015 / Sense comentaris

“Deberíamos ser capaces de crear espacios de escucha y producción de soluciones aplicables y realistas para nuestras ciudades. Éste es el gran reto”

Según su grado de maduración “Smart”, se podrían dividir/clasificar las ciudades en:

  • Inexistente: son esas ciudades que aún no han empezado ninguna acción encaminada a transformarse haciendo uso del nuevo paradigma.
  • Vertical: son ésas que, viendo una oportunidad rápida de sacar resultados tangibles, han aplicado “Smart” verticalmente, ya sea a la gestión del agua, a hacer una ESE, etc.
  • Global: son aquellas que han pensado y emprendido una visión holística de “Smart”, han creado una estrategia y la están aplicando.

Que unas ciudades estén en un grado diferente de maduración no es ni bueno ni malo. Hay muchas razones (presupuestarias, de oportunidad, de priorización) que pueden llevar a una ciudad a no haber empezado todavía a transformarse en más “Smart”, o estar en grados de maduración diferentes. Esto es circunstancial.

Hoy hablaré del “Next Step, The Next Frontier”, el que deberíamos empezar a adoptar las ciudades: la “Social Smart City”. Ya he hablado en artículos anteriores del 2013 de como el centro de la Smart City ha de ser el ciudadano, las personas. Hoy hablaré de cómo hacerlo, o intentaré, modestamente, dar alguna pista.

Si realmente queremos hacer la ciudad de las personas, para las personas y con las personas, hemos de ser capaces de integrarlos en la transformación de nuestras ciudades. ¡Ufff, el reto es importante y gigante!

¿Cómo podemos hacerlo? Escuchándoles y haciéndolos partícipes en la gestión de las mismas. Esto quiere decir que cada uno ha de hacer su trabajo, los ciudadanos y los responsables políticos. ¿Buscáis quizás la palabra “empoderamiento”, o asamblea? Sí y no.

En la sociedad actual, las personas quieren tener más protagonismo, más responsabilidad en la gestión de sus ciudades que, en definitiva, son el lugar en el que viven, trabajan y disfrutan/sufren. Más protagonismo también quiere decir más responsabilidad, dejadme que lo repita, y no es baladí esta repetición. Los ciudadanos ya tienen mecanismos para validar las actuaciones, pero si realmente queremos hacer una “Social Smart City” necesitamos que también sean parte activa de esta definición.

¿Cómo podemos hacerlo de una forma eficiente? Es una realidad que está aquí para quedarse, que las redes sociales son un buen barómetro de lo que la gente piensa. Las redes sociales nos dan aquel puente de interacción y contacto continuo con la ciudadanía que siempre hemos soñado. Empecemos pues por aquí.

Escuchemos qué dice la gente de nuestra ciudad, del comportamiento de nuestros responsables políticos, de las reacciones as sus actuaciones, de cómo viven la ciudad red.

¿Quizás nos estemos perdiendo alguna cosa? Es posible, pero hacerlo por la vía tradicional de encuestas nos queda, creo, corto. No sólo hemos de saber lo que piensan, si no crear espacios colaborativos para que todo el mundo pueda aportar su visión de cómo solucionar las diferentes situaciones que se pueden producir en una ciudad.

Deberíamos ser capaces de crear espacios de escucha y producción de soluciones aplicables y realistas para nuestras ciudades. Éste es el gran reto.

¿Esperabais encontrar la “solución” en este pequeño artículo? Hay gente que me dice que cuando escribo estos artículos siempre me quedo corto, que esperan la conclusión final, la solución. No es el objetivo de estas pequeñas aportaciones. Lo que intentan es generar debate. Hay mucho trabajo por hacer en este campo. Creo que ha llegado la hora de ponerse a ello en serio. Vamos, pues. ¡Ahora es la hora!

Firman Jaume Batlle y Jara Forcadell para el Singular.cat.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.